Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes

Es un contrato que te permite asegurar un capital para cubrir las situaciones inesperadas en caso de fallecimiento o de invalidez (si se ha contratado la garantía).

Un seguro de vida es una forma inmediata, fácil y asequible de garantizar una seguridad económica en el futuro a personas cercanas a ti que dependen económicamente de tus ingresos.

Según tu edad y el capital que desees asegurar, se te solicitará pasar unas pruebas médicas, que van desde un pequeño cuestionario de salud hasta una revisión médica.

Las primas de un seguro de vida se calculan, entre otros factores, según la edad del asegurado. Cuanto mayor es el asegurado, más alta es la prima.

El Pla Integral d’Assitència Mèdica (PIAM) es un seguro de vida con coberturas complementarias de salud que cubre la parte de los gastos generados por consultas y operaciones médicas no reembolsados por la Caixa Andorrana de Seguretat Social (CASS).

Hay plena libertad para escoger médico, sin límite geográfico o de especialidad.

Cada vez que vayamos al médico tenemos que pagar. El PIAM es un seguro de reembolso; es decir, el cliente paga la totalidad de la factura y una vez la CASS haya reembolsado su parte, Crèdit Assegurances le abonará el resto. En algunos actos médicos sólo se paga la parte que no cubre la CASS.

Cuando se trata de médicos concertados por la CASS es un proceso automático: el cliente pasará la tarjeta de la CASS y, en pocas horas, recibirá el abono por parte de la CASS y de Crèdit Assegurances. Si se trata de centros no concertados, es necesario presentar a Crèdit Assegurances copia del «full groc» con la factura correspondiente.

Básicamente, la cobertura. El CrèditSalud ofrece una cobertura de reembolso de los gastos médicos, farmacéuticos y hospitalarios de hasta el 100% de las tarifas de responsabilidad de la CASS de asistencia sanitaria. En cambio, el PIAM, ofrece una cobertura complementaria en asistencia sanitaria hasta el 100% de los gastos reales que no cubre la CASS.

Los planes de pensiones te permiten ahorrar de forma progresiva de cara a la jubilación para que puedas seguir disfrutando de un nivel de vida similar cuando llegue ese momento.

Estos planes no son rescatables hasta la jubilación, salvo en caso de enfermedad grave, desocupación laboral o de traslado a otro país.

Sí, tenemos una modalidad de plan, el CRÈDITPLA DE PENSIONS ASSEGURAT, que preserva el capital; es decir, garantiza el 100% de las aportaciones a vencimiento.

Capital único, un cobro único en el momento de la jubilación. La renta la determina el asegurado en el momento del vencimiento o bien existe la opción de una combinación de capital más renta.

Así es. La principal ventaja en términos fiscales es que las aportaciones de estos planes son deducibles hasta el límite que marca la ley.

El plan de jubilación es rescatable transcurridos dos años desde la contratación del seguro, pero no es fiscalmente deducible.

El seguro garantiza el pago de una indemnización determinada por los días que el asegurado no pueda trabajar como consecuencia de una enfermedad o de un accidente.

No, cubre hasta el 90% del salario neto (85% del salario bruto declarado a la CASS).

No, puede contratarse con una carencia de tres, siete o quince días.

Es un contrato que te permite asegurar un capital para cubrir las situaciones inesperadas en caso de fallecimiento o de invalidez (si se ha contratado la garantía).

Un seguro de vida es una forma inmediata, fácil y asequible de garantizar una seguridad económica en el futuro a personas cercanas a ti que dependen económicamente de tus ingresos.

Según tu edad y el capital que desees asegurar, se te solicitará pasar unas pruebas médicas, que van desde un pequeño cuestionario de salud hasta una revisión médica.

Las primas de un seguro de vida se calculan, entre otros factores, según la edad del asegurado. Cuanto mayor es el asegurado, más alta es la prima.

El Pla Integral d’Assitència Mèdica (PIAM) es un seguro de vida con coberturas complementarias de salud que cubre la parte de los gastos generados por consultas y operaciones médicas no reembolsados por la Caixa Andorrana de Seguretat Social (CASS).

Hay plena libertad para escoger médico, sin límite geográfico o de especialidad.

Cada vez que vayamos al médico tenemos que pagar. El PIAM es un seguro de reembolso; es decir, el cliente paga la totalidad de la factura y una vez la CASS haya reembolsado su parte, Crèdit Assegurances le abonará el resto. En algunos actos médicos sólo se paga la parte que no cubre la CASS.

Cuando se trata de médicos concertados por la CASS es un proceso automático: el cliente pasará la tarjeta de la CASS y, en pocas horas, recibirá el abono por parte de la CASS y de Crèdit Assegurances. Si se trata de centros no concertados, es necesario presentar a Crèdit Assegurances copia del «full groc» con la factura correspondiente.

Básicamente, la cobertura. El CrèditSalud ofrece una cobertura de reembolso de los gastos médicos, farmacéuticos y hospitalarios de hasta el 100% de las tarifas de responsabilidad de la CASS de asistencia sanitaria. En cambio, el PIAM, ofrece una cobertura complementaria en asistencia sanitaria hasta el 100% de los gastos reales que no cubre la CASS.

Los planes de pensiones te permiten ahorrar de forma progresiva de cara a la jubilación para que puedas seguir disfrutando de un nivel de vida similar cuando llegue ese momento.

Estos planes no son rescatables hasta la jubilación, salvo en caso de enfermedad grave, desocupación laboral o de traslado a otro país.

Sí, tenemos una modalidad de plan, el CRÈDITPLA DE PENSIONS ASSEGURAT, que preserva el capital; es decir, garantiza el 100% de las aportaciones a vencimiento.

Capital único, un cobro único en el momento de la jubilación. La renta la determina el asegurado en el momento del vencimiento o bien existe la opción de una combinación de capital más renta.

Así es. La principal ventaja en términos fiscales es que las aportaciones de estos planes son deducibles hasta el límite que marca la ley.

El plan de jubilación es rescatable transcurridos dos años desde la contratación del seguro, pero no es fiscalmente deducible.

El seguro garantiza el pago de una indemnización determinada por los días que el asegurado no pueda trabajar como consecuencia de una enfermedad o de un accidente.

No, cubre hasta el 90% del salario neto (85% del salario bruto declarado a la CASS).

No, puede contratarse con una carencia de tres, siete o quince días.

Es un contrato que te permite asegurar un capital para cubrir las situaciones inesperadas en caso de fallecimiento o de invalidez (si se ha contratado la garantía).

Un seguro de vida es una forma inmediata, fácil y asequible de garantizar una seguridad económica en el futuro a personas cercanas a ti que dependen económicamente de tus ingresos.

Según tu edad y el capital que desees asegurar, se te solicitará pasar unas pruebas médicas, que van desde un pequeño cuestionario de salud hasta una revisión médica.

Las primas de un seguro de vida se calculan, entre otros factores, según la edad del asegurado. Cuanto mayor es el asegurado, más alta es la prima.

El Pla Integral d’Assitència Mèdica (PIAM) es un seguro de vida con coberturas complementarias de salud que cubre la parte de los gastos generados por consultas y operaciones médicas no reembolsados por la Caixa Andorrana de Seguretat Social (CASS).

Hay plena libertad para escoger médico, sin límite geográfico o de especialidad.

Cada vez que vayamos al médico tenemos que pagar. El PIAM es un seguro de reembolso; es decir, el cliente paga la totalidad de la factura y una vez la CASS haya reembolsado su parte, Crèdit Assegurances le abonará el resto. En algunos actos médicos sólo se paga la parte que no cubre la CASS.

Cuando se trata de médicos concertados por la CASS es un proceso automático: el cliente pasará la tarjeta de la CASS y, en pocas horas, recibirá el abono por parte de la CASS y de Crèdit Assegurances. Si se trata de centros no concertados, es necesario presentar a Crèdit Assegurances copia del «full groc» con la factura correspondiente.

Básicamente, la cobertura. El CrèditSalud ofrece una cobertura de reembolso de los gastos médicos, farmacéuticos y hospitalarios de hasta el 100% de las tarifas de responsabilidad de la CASS de asistencia sanitaria. En cambio, el PIAM, ofrece una cobertura complementaria en asistencia sanitaria hasta el 100% de los gastos reales que no cubre la CASS.

Los planes de pensiones te permiten ahorrar de forma progresiva de cara a la jubilación para que puedas seguir disfrutando de un nivel de vida similar cuando llegue ese momento.

Estos planes no son rescatables hasta la jubilación, salvo en caso de enfermedad grave, desocupación laboral o de traslado a otro país.

Sí, tenemos una modalidad de plan, el CRÈDITPLA DE PENSIONS ASSEGURAT, que preserva el capital; es decir, garantiza el 100% de las aportaciones a vencimiento.

Capital único, un cobro único en el momento de la jubilación. La renta la determina el asegurado en el momento del vencimiento o bien existe la opción de una combinación de capital más renta.

Así es. La principal ventaja en términos fiscales es que las aportaciones de estos planes son deducibles hasta el límite que marca la ley.

El plan de jubilación es rescatable transcurridos dos años desde la contratación del seguro, pero no es fiscalmente deducible.

El seguro garantiza el pago de una indemnización determinada por los días que el asegurado no pueda trabajar como consecuencia de una enfermedad o de un accidente.

No, cubre hasta el 90% del salario neto (85% del salario bruto declarado a la CASS).

No, puede contratarse con una carencia de tres, siete o quince días.

Es un contrato que te permite asegurar un capital para cubrir las situaciones inesperadas en caso de fallecimiento o de invalidez (si se ha contratado la garantía).

Un seguro de vida es una forma inmediata, fácil y asequible de garantizar una seguridad económica en el futuro a personas cercanas a ti que dependen económicamente de tus ingresos.

Según tu edad y el capital que desees asegurar, se te solicitará pasar unas pruebas médicas, que van desde un pequeño cuestionario de salud hasta una revisión médica.

Las primas de un seguro de vida se calculan, entre otros factores, según la edad del asegurado. Cuanto mayor es el asegurado, más alta es la prima.

El Pla Integral d’Assitència Mèdica (PIAM) es un seguro de vida con coberturas complementarias de salud que cubre la parte de los gastos generados por consultas y operaciones médicas no reembolsados por la Caixa Andorrana de Seguretat Social (CASS).

Hay plena libertad para escoger médico, sin límite geográfico o de especialidad.

Cada vez que vayamos al médico tenemos que pagar. El PIAM es un seguro de reembolso; es decir, el cliente paga la totalidad de la factura y una vez la CASS haya reembolsado su parte, Crèdit Assegurances le abonará el resto. En algunos actos médicos sólo se paga la parte que no cubre la CASS.

Cuando se trata de médicos concertados por la CASS es un proceso automático: el cliente pasará la tarjeta de la CASS y, en pocas horas, recibirá el abono por parte de la CASS y de Crèdit Assegurances. Si se trata de centros no concertados, es necesario presentar a Crèdit Assegurances copia del «full groc» con la factura correspondiente.

Básicamente, la cobertura. El CrèditSalud ofrece una cobertura de reembolso de los gastos médicos, farmacéuticos y hospitalarios de hasta el 100% de las tarifas de responsabilidad de la CASS de asistencia sanitaria. En cambio, el PIAM, ofrece una cobertura complementaria en asistencia sanitaria hasta el 100% de los gastos reales que no cubre la CASS.

Los planes de pensiones te permiten ahorrar de forma progresiva de cara a la jubilación para que puedas seguir disfrutando de un nivel de vida similar cuando llegue ese momento.

Estos planes no son rescatables hasta la jubilación, salvo en caso de enfermedad grave, desocupación laboral o de traslado a otro país.

Sí, tenemos una modalidad de plan, el CRÈDITPLA DE PENSIONS ASSEGURAT, que preserva el capital; es decir, garantiza el 100% de las aportaciones a vencimiento.

Capital único, un cobro único en el momento de la jubilación. La renta la determina el asegurado en el momento del vencimiento o bien existe la opción de una combinación de capital más renta.

Así es. La principal ventaja en términos fiscales es que las aportaciones de estos planes son deducibles hasta el límite que marca la ley.

El plan de jubilación es rescatable transcurridos dos años desde la contratación del seguro, pero no es fiscalmente deducible.

El seguro garantiza el pago de una indemnización determinada por los días que el asegurado no pueda trabajar como consecuencia de una enfermedad o de un accidente.

No, cubre hasta el 90% del salario neto (85% del salario bruto declarado a la CASS).

No, puede contratarse con una carencia de tres, siete o quince días.